lunes, 21 de junio de 2010

Los estrechos del Rio Ebrón, 19 Junio 2010

Se acerca el final de la temporada. Y se nota. Estas últimas rutas me recuerdan la “traca final” de una mascletá: cada vez más bonita, cada una más emocionante y cada vez con más nostalgia porque se acaba.

Las frías cifras dicen que viajamos en coche 160 Km, que éramos 25 Senderistas, 6 coches y que la ruta tenía 12 km.
Pero la realidad es que el viaje fue divertido por que nos equivocábamos en cada desvío, el día salió soleado pero no caluroso, la compañía de los amigos, excepcional (aunque se notaron ausencias) y sobre todo la belleza del lugar hicieron que pasáramos un día estupendo que guardaremos en nuestra memoria mucho tiempo.
Anécdotas como que el río bajaba crecido y la mitad de los coches se tuvieron que quedar dentro de un huerto o a mitad del camino, hicieron que el buen humor aflorara desde el principio. Fuimos a pie un rato hasta llegar al parking y desde allí, siguiendo el sendero recuperado que tradicionalmente unía El Cuervo con Tormon, nos adentramos en los estrechos del Ebrón. Y aquí es donde me quedo sin palabras. Cada recodo, cada remanso del agua, cada flor y cada piedra nos dejaba sin habla. La abundancia de lluvias de esta primavera ha subido el nivel de los ríos y en esta ocasión nos tocó cruzar el Ebrón más veces de las previstas. Da igual. Hasta eso fue divertido. Ver a Rafa llevando a caballito a María nos hizo gracia a todos y más cuando nos enteramos que lo “convenció” a cambio de medio bocadillo.
La senda es fácil de seguir y no tiene gran desnivel, por lo que el grupo no se dividió apenas. Almorzamos muy pronto porque en realidad habíamos andado poco, pero habíamos madrugado mucho. Y ya sin perder ritmo, llegamos hasta el puente natural de Fonseca. Aquí José Manuel intentó meternos miedo en el cuerpo, diciéndonos que había un puente natural, pero que había que dar un salto para ganar la otra orilla de más de medio metro y que debajo estaba el precipicio del los Estrechos. Menos mal que todo era una broma y el puente es un lugar estupendo. Desde allí se empieza a subir por la ladera de la montaña y se tienen unas vistas impresionantes del barranco. Poco después llegamos a la Cascada de Calicanto, cerca de Tormon. Allí nos relajamos un rato y nos hicimos la foto de grupo. Un poco complicado porque no había mucho sitio para ponernos todos y la cascada detrás. Y en realidad, allí empezó la aventura para 6 de los compañeros. 5 adultos y Ximet, que es más valiente que muchos de nosotros, decidieron volver por el agua. Parecía arriesgado y los vimos ir con un poco de envidia y de preocupación. Los demás nos volvimos por el sendero hasta llegar al puente natural a esperarlos. El camino de regreso se convirtió en una charla de todos con todos y cuando llegamos al puente bajamos hasta el río para esperarlos.
 Tardaron mucho más de lo esperado y llegamos a preocuparnos por las dificultades que habrían encontrado, ya que había agua por todas partes y además bajaba con mucha fuerza. Cuando al fin los vimos llegar, venían con ligera hipotermia y con arañazos por las caídas y roces con las piedras, pero contentos porque lo habían pasado genial. Ya todos juntos seguimos el sendero hasta El Cuervo donde teníamos los coches y casi todos siguieron caminando (y cogiendo las cerezas que se habían de comer los mirlos, ya que estaban abandonadas) hasta el pueblo, donde comimos en una zona de recreo. Eran casi las 5 de la tarde, pero nadie se quejo de por la hora ni por nada, porque aparecieron viandas inesperadas, como cervezas frías, bocatas variados, un flan frio de limón estupendo que había traído Camí , café helado y buen humor.
Y eso es todo, amigos. Una servidora pasó muy mala noche(tenia turno de noche), pero había pasado un día fantástico. Hasta pronto.
Para los datos técnicos, http://senderismo.rocacoscolla.com/
Para ver el video. río Ebron



6 comentarios:

Mary dijo...

Me gusta mucho tu nuevo "look" neni!!! Esta muy chulo y muy alegre como tu!!! Tus fotos tambien van saliendo muy pero muy bien y no te digo nada de los videos - eres un crack!!
Cuidate
Besos
Mary

Luis G. dijo...

Hola Merche, has bordado un texto fresco y alegre de nuestra excursión, donde nuestro común entusiasmo excursionista encontró el gozo supremo con el gran Ebrón. Y las fotos, estupendas, con el colofón del vídeo.

En efecto, fue un día fantástico, Merche.

Abrazos.
Luis.

Anónimo dijo...

Le has dado un toque muy alegre y juvenil a tu pág.La descripción de la ruta, estupenda, se nota que la disfrutaste un montón pues es una redacción muy fresca y ágil. Y el video...una pasada. Nos vemos. Un beso.
Mª José.

Anónimo dijo...

Me gusta mucho el cambio de tu pag. es más alegre y juvenil. La crónica como siempre muy acertada, se nota que la disfrutaste mucho porque la lectura es ágil y rápida, parecía que lo estabas viviendo en el momento. Y el video.....una pasada.
Besos de Mª José.

Anónimo dijo...

Esto de hacer comentarios no es lo mio. O será que no es lo mio lo del ordenador, porque creía que se me había borrado el primero y he escrito otro. Pido disculpas. Mª José

Merche dijo...

lo mejor del video son los "protas"...y la letra de la cancion....