miércoles, 27 de mayo de 2009

31 de Mayo, Domingo - El nacimiento del Palancia


Ya lo conseguimos. Recorrimos el estrecho del Coscojar, Nacimiento del Palancia, nuestro río.
Habíamos quedado en La Pinada, nuestro lugar habitual de reunión y aparecimos con ojos adormilados Paloma, Marta,Irene,Marina, Lucia y José Manuel, los júnior protagonistas de nuestras rutas.
Además, íbamos unos cuantos mas mayores, pero no muy mayores...jejeje
Salimos hacia Bejis y como después de la autovía la carretera es muy mala, llegamos casi a las 10 a la casa forestal donde dejamos los coches, después de un pequeño incidente con las ruedas de mi coche, que tiene la manía de patinar cuando voy por pista con grava y cuesta arriba. Mas tonto, el coche!!!! jejeje
Enseguida empezamos a caminar por la pista y después de llegar al cruce del Resinero, empezó nuestra aventura.
El Palancia apareció ante nuestros ojos con mas agua de la que esperábamos, por lo que cruzamos sobre unas piedras y troncos que nos obligó a hacer los primeros equilibrios del día.
A partir de aquí una preciosa senda nos iba adentrando en el valle. El rumor del agua nos acompañaba todo el rato y nos proporcionaba una sensacion de frescor y alegría que todos agradeciamos. Además, las vistas mirando hacia arriba, con los cortados que bordean todo el lugar son muy llamativos.
Conforme íbamos acercándonos al inicio del estrecho, el río se nos presentaba mas difícil. A veces la senda coincidia con el lecho del mismo y solo saltado de piedra a piedra podíamos pasar. El riesgo de meter los pies en el agua era total. De este modo el paseo resulta muy divertido, porque todos estábamos pendientes de quien los metía antes. Los niños saltaban como pajarillos, pero a los mayores nos costaba mas.
Así llegamos al mismo nacimiento, que manaba agua en abundancia, como habíamos podido comprobar. A partir de aquí el estrecho. Al principio esta muy llano, pero las grandes piedras que hay a lo largo del mismo nos dificultaban subir. Algunas resbalaban muchisimo, obligandonos a que los chicos se apalancaran bien en sitios seguros y así poder ayudar a los niños y las "niñas". Nos habíamos llevado una cuerda para ayudar a las pequeñas y evitar que se cayeran, pero todos necesitamos ayuda en algún momento.
Eso si, en el umbrío y fresco estrecho se oían las risas de todos, que aunque subíamos trabajosamente, resultaba la mar de entretenido.
Algunos metimos los pies en las pozas ( yo misma) y aprovechamos para colocar piedras que había en el fondo para poder pasar mejor. Una vez pasada la parte mas difícil, seguimos un trecho mas por el barranco, que se abre un poco mas y permite disfrutar de una aventura que a todos agradaba. En un claro aprovechamos para almorzar y charlar. Todos comentabamos alegremente las meteduras de pata y las ayudas recibidas. Sobretodo hay que dar las gracias a los chicarrones que nos acompañaban Sergio, Valentin,Javi, Sergio y Pedro, que nos hicieron el día mas llevadero.
Las chicas , Encarna, Mamen, Lourdes, Marina, Mª Jesus y yo se lo agredecimos llevándoles café, galletas y bonitas palabras. (Creo que no me dejo a nadie...jeje)
Después del almuerzo continuamos un rato mas por el barranco intentado encontrar el Cache que hay allí, pero nuevo nuestra falta de medios nos impidió encontrarlo. Un poco mas adelante, una fita a la derecha nos indicaba un desvió para salir del barranco por una pista, pero los niños querían volver otra vez a la aventura, al estrecho y a los pedruscos.
Dimos la vuelta y en poco rato estábamos otra vez en el peligro. Además, había mucha gente. Parecía la calle Colon, del trafico que había. Quizas un semáforo en el estrecho???
Con la ayuda de los chicos, fuimos bajando poco a poco, pero ya con menos cuidado por lo que acabamos bien mojados mas de uno.
El día estaba muy soleado y agradeciamos el remojon.
Los niños iban encantados, hasta el punto de que han decidido que si su ruta favorita antes era el Garbí, a partir de ahora es esta. El agua les encanta.
Volvimos poco a poco sobre nuestros pasos y sobre las 13.30 ya íbamos camino de casa.
Espero que las rutas que vamos a proponer para este verano sean de agua y que os sirvan para pasar un buen rato.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Mercedes, soy Lucia, nosotros vamos a la ruta. Es decir Lucia , Jose Manuel h , Jose Manuel p y Julia.
BSS Lucia

Merche dijo...

OK, Lucia.
Yo aprovecho para apuntar a Irene, Marina, Marta, sus papas, Mª Carmen , Pedro, yo...y n ose alguien mas....
Nos vemos.
Recordad llevar calzado de repuesto...

Héctor dijo...

Hola Merche; soy Héctor, un amigo de Ana Llamas. Me gustaría saber la dificultad y longitud del recorrido, por valorar si puede hacerlo un niño de 5 años.

Merche dijo...

Hola Hector.
La longitud no es mucha. Calculo que unos 5 km entre ida y vuelta y por mi experiencia, un niño de 5 años la puede hacer perfectamente.
Ademas, esta ruta como discurre por una cañon, tiene sitios muy divertidos para un niño, pero no hay gran dificultad.
Si te animas, lo peor es el madrugon para ser domingo.
Ciao.